Ticker

6/recent/ticker-posts

Triangulo vital en la comunicación hablada



Por ANTHONY PEREZ
En el proceso de la comunicación oral, cuando hablamos ante un público, más o menos numeroso, sustentamos un diálogo interpersonal. Al través de la televisión, por ejemplo, deberá producirse una natural y espontánea armonía entre lo que se piensa y se expresa. Es lo que los estudiosos de la comunicación han dado en llamar “coherencia oral”. Sócrates lo expresó con una genialidad insuperada¨ “pienso, luego existo”.
El pensamiento deberá ser siempre coherente con la palabra y a la vez con nuestro lenguaje no verbal; es decir, con el lenguaje del cuerpo, con la expresión. De esto se infiere que si pensamos algo alegre y divertido (el día de nuestra graduación o el primer abrazo con nuestra primera novia), al decirlo nuestras palabras y tono de voz deberán estar también alegres, festivos. Nuestros gestos, modales y ademanes, o sea, el lenguaje de nuestro cuerpo, deberá estar en igual estado.
Si pronuncias el panegírico de algún amigo o familiar cercano, tu cerebro germinará pensamientos tristes, lúgubres; entonces hemos de imaginar que tu voz estará trémula, entrecortada, tus ojos llorosos y tu rostro compungido por la coherencia que deberá producirse siempre entre lo que pensamos y expresamos, y por supuesto, lo que sentimos.
La comunicación oral efectiva la logramos cuando somos capaces de poner al servicio de lo que estamos diciendo, todas las energías de nuestros sentidos. Al hablar, el cuerpo humano deberá actuar siempre como una orquesta en la que cada uno de sus miembros funcione armoniosa y rítmicamente en el contexto.
Todo orador que actúa incoherente en pensamiento, palabra y expresión, no despertara pasión ni credibilidad en el público al que se dirige, sino, todo lo contrario. Poder usar el triangulo vital en el habla- pensar- decir- expresar coherentemente- es algo que se puede aprender como cualquier otra materia antes de que suframos una horrible decepción en algún escenario o una deficiente actuación oral en cualquier momento de nuestras vidas.
sp/am

Publicar un comentario

0 Comentarios