Ticker

6/recent/ticker-posts

Obispo pide impedir la corrupción quede impune en tribunales


SANTIAGO DE LOS CABALLEROS.- El arzobispo metropolitano de esta ciudad, monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio, consideró que en la República Dominicana “hay que romper el efecto dominó” e impedir “que la corrupción quede impune cuando va a los tribunales”.
“Hay que romper esa impunidad que justifica tantas veces la delincuencia, y ésa es una tarea que tenemos que hacer todos, han de hacerla los jueces, han de hacerla las leyes y hemos de hacerla también nosotros en nuestras casas, fuera de nuestras casas, en la vida pública”, dice De la Rosa y Carpio en un artículo periodístico que publica hoy en el Listín Diario.
A su juicio, en el país debe ser roto “el efecto dominó” para que “no se quede la corrupción sin impunidad, y que la impunidad invite a la gente a decir: aquí no pasa nada, hagamos lo que sea, y se caiga en la delincuencia”.
Explica que “Efecto dominó” se refiere a ese juego en el que se ponen paradas todas las fichas de dominó, se toca una de ellas y todas las demás caen.
“Si aplicamos el efecto dominó a la corrupción que va acompañada de la impunidad, se termina en la delincuencia”, ya que corrupción, impunidad y delincuencia van de la mano.
De la Rosa y Carpio es, además, miembro de la Conferencia del Episcopado Dominicano.
El texto de su artículo es el siguiente: 
Efecto dominó
"Efecto dominó se refi ere a ese juego en el que se ponen paradas todas las fi chas de dominó, se toca una de ellas y todas las demás caen. Si aplicamos el efecto dominó a la corrupción que va acompañada de la impunidad, se termina en la delincuencia. Corrupción, impunidad y delincuencia van de la mano.
Es por eso por lo que hay que romper el efecto dominó, hay que romper que la corrupción quede impune cuando va a los tribunales, y hay que romper esa impunidad que justifi ca tantas veces la delincuencia, y esa es una tarea que tenemos que hacer todos, han de hacerla los jueces, han de hacerla las leyes y hemos de hacerla también nosotros en nuestras casas, fuera de nuestras casas, en la vida pública...
Rompamos el efecto dominó para que no se quede la corrupción sin impunidad, y que la impunidad invite a la gente a decir: aquí no pasa nada, hagamos lo que sea, y se caiga en la delincuencia.
Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos"

Publicar un comentario

0 Comentarios