Ticker

6/recent/ticker-posts

Lo último en reciclaje: Vajillas que se pueden comer


La concienciación social y la preocupación por el cambio climático ha convertido el reciclaje en una tarea esencial en nuestras vidas. Hay iniciativas que persiguen luchar contra el aumento de residuos de un solo uso, tales como vasos de plástico o pajitas para refrescos.

Hay muchos establecimientos que ya no ofrecen pajitas de plástico para tomar la bebida. Otros han cambiado los vasos de plástico por vasos de cartón. En otros, te piden que vayas con tu vaso reutilizable para el café para llevar o te cobran el vaso de un solo uso. Sin embargo, el hecho de contar con packaging comestible es un paso más en el reciclaje.

La concienciación social y la preocupación por el cambio climático ha convertido el reciclaje en una tarea esencial en nuestras vidas. Hay iniciativas que persiguen luchar contra el aumento de residuos de un solo uso, tales como vasos de plástico o pajitas para refrescos.

Hay muchos establecimientos que ya no ofrecen pajitas de plástico para tomar la bebida. Otros han cambiado los vasos de plástico por vasos de cartón. En otros, te piden que vayas con tu vaso reutilizable para el café para llevar o te cobran el vaso de un solo uso. Sin embargo, el hecho de contar con packaging comestible es un paso más en el reciclaje.

Este es el caso de los vasos comestibles, una copa similar a un cono de helado hecha de cereales y que es comestible también. El envase que no afecta al sabor del contenido que lleva dentro. Y si no queremos comernos este vaso, es biodegradable. También podemos encontrar vasos hechos de gelatina de algas, que pueden aportar olor y sabor a la bebida que estamos tomando y después, dar un buen mordisco al vaso para no dejar rastro.

También existen las tazas de café hechas de galleta que tienen en el interior una cobertura de azúcar para que el recipiente aguante el líquido sin derretirse. Fue un invento del café italiano Lavazza (@lavazzaes).

La cubertería también se come

La compañía india Bakey’s ideó la manera de sustituir cubiertos de plástico, evitando generar toneladas de residuos. Su fórmula es mezclar mijo, arroz y trigo, formando una pasta resistente para no deshacerse cuando entra en contacto con los líquidos. Además, estos cubiertos se pueden aromatizar con ingredientes como jengibre, ajo, pimienta, por ejemplo, para hacerlas más apetecibles.

También hay marcas que han cambiado el envoltorio de papel de algunos alimentos por otros comestibles, realizados a base de arroz, patata, trigo o maíz, buscando así reducir los residuos que generamos.

Fuente: https://diarioecologia.com/

Publicar un comentario

0 Comentarios