Ticker

6/recent/ticker-posts

5 beneficios de practicar natación de cara al verano

¿Estás en búsqueda de incentivos para empezar a nadar esta temporada? Te presentamos los beneficios de practicar natación en el verano que no puedes pasar por alto.

La natación es una de las disciplinas más completas que existen. Además, es una de las más practicadas cuando llega el verano. Sin duda alguna, pocas cosas son tan relajantes como nadar cuando los rayos del sol elevan la temperatura. ¿Te gustaría incluir este deporte durante los meses calurosos? Te enseñamos 5 beneficios de practicar natación en verano.

A diferencia de otros deportes para practicar en verano, la natación no requiere muchos requisitos. Es para grupos de todas las edades, atletas experimentados y amateurs, personas de diferente peso e incluso se adapta muy bien entre quienes tienen algún tipo de limitación o discapacidad.

Beneficios de practicar natación en el verano

Por fin ha llegado el verano. Quieres disfrutar de los rayos del sol, las vacaciones, el tiempo libre y, por supuesto, divertirte. En compañía de todo estos objetivos puedes seguir cuidando tu salud y no hay una mejor forma de hacerlo que con la natación.

En caso de que tengas dudas con respecto a esta disciplina, hemos preparado una selección de los mejores beneficios de practicar natación en el verano. Presta atención y recuérdalos la próxima vez que busques excusas para no salir a nadar.

Te permite quemar calorías

Has llegado a la temporada veraniega luciendo un imponente six pack o una curvas de ensueño. Pero esto no es excusa para dejar de entrenar durante los meses de calor. En promedio, una hora de actividad bajo el agua te hará perder entre 400 y 700 calorías, de acuerdo con la intensidad.

Es por esto que los investigadores no dudan en recomendar la natación para personas con sobrepeso o para prevenir la obesidad. Las variantes que demanden mayor esfuerzo son las que te harán perder más peso. De esta manera, el estilo mariposa es el más eficiente que puedes elegir para elevar el contador calórico.

2. Reduces tus niveles de estrés

Los estudios respaldan el uso de la natación para controlar e incluso reducir los niveles de estrés. Cuando llega el verano quieres desconectarte de los estudios, el trabajo y algunas obligaciones monótonas. Si crees que tus niveles de estrés están particularmente altos, qué mejor forma de reducirlos que con ayuda de esta disciplina.

Pero esto no es todo. Los investigadores también están de acuerdo en que es útil para controlar la ansiedad. No es necesario que inviertas horas y horas debajo del agua para beneficiarte. 15 minutos de natación bastan para despejar tu mente de las preocupaciones.

3. Tonificas tus músculos

La natación es una de las disciplinas más completas para lograr el acondicionamiento físico. Esto se debe a que entrenas todos los músculos de tu cuerpo al mismo tiempo. Brazos, piernas, espalda y torso se involucran durante cada movimiento.

El resultado no es otro que la tonificación muscular. En función de cómo entrenes puedes mejorar tus aptitudes en velocidad, fuerza, coordinación y potencia.

4. Refuerzas tu aptitud cardiovascular

Uno de los beneficios de practicar en natación en verano que no podíamos dejar fuera de nuestra lista es el acondicionamiento cardiovascular. El deporte se considera un ejercicio aeróbico, que permite fortalecer tu sistema cardíaco y pulmonar.

No es infrecuente, por tanto, que los especialistas recomienden la natación a los pacientes asmáticos. También que sugieran practicarlo para mejorar la condición de los cardiópatas. Incluso si tu salud no está comprometida en ninguno de los dos aspectos, es un excelente método para reforzarla.

5. Reduces el riesgo de lesiones

Deportes como el ciclismo, el runningel fútbol o el tenis se asocian con lesiones en las articulaciones. Tus tobillos, rodillas y caderas se recienten con el alto impacto. Sin embargo, con la natación recibes todo lo contrario: tus articulaciones se hacen más flexibles e incentivas su recuperación.

Es por esto que se recomienda para atletas que se están recuperando de una lesión. También para personas que tienen algún tipo de discapacidad en la espalda, en las articulaciones o en los músculos.

Practicar natación en verano de forma segura

Ahora que conoces los beneficios de practicar natación en el verano, de seguro estás entusiasmado para correr a la piscina. Antes de ello, asegúrate de tener en cuenta algunos consejos útiles para la práctica segura.

De la mano de los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) te sugerimos estar atento a lo siguiente:

  • Si nadas en una piscina, asegúrate de que esta cumple con todos los requisitos higiénicos necesarios.
  • Si lo haces en océanos, lagos o ríos, asegúrate de que estos son completamente seguros para nadar.

Evita desplazarte a mayores profundidades si aún no dominas la técnica de nado.

Respeta las líneas divisorias y las advertencias en los espacios públicos habilitados para nadar.

Evita nadar cuando tengas una herida que no ha sanado por completo.

Comprueba si dispones de algún salvavidas que te auxilie en caso de una emergencia.

Dúchate antes y después de entrar al agua.

Si tienes en cuenta estos principios básicos podrás practicar natación en el verano con seguridad. Empieza con sesiones cortas y luego aumenta las exigencias de acuerdo con tu rendimiento debajo del agua. Si así lo deseas, puedes revisar nuestra guía de estilos de natación para que incorpores todos durante tu entrenamiento.

Fuente: https://mejorconsalud.as.com/

Publicar un comentario

0 Comentarios